Juicio de siete activistas políticos llega a tercer día

Redacción AP 

Tres días lleva el juicio contra siete líderes opositores, desde el  15 de febrero son juzgados en la Dirección de Auxilio Judicial en Managua, conocida como El Nuevo Chipote, los ex-aspirantes presidenciales Félix Maradiaga, Arturo Cruz y Juan Sebastián Chamorro, así como el expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri; las activistas políticas Tamara Dávila y Violeta Granera, así como el exvicecanciller José Pallais. Todas estas personas son acusadas de supuesta traición a la patria.

El juicio se desarrolla a puerta cerrada y sin ninguna garantía pese a que el régimen informa que son juicios orales y públicos. Bertha Valle, esposa del ex precandidato presidencial Félix Maradiaga denunció violaciones al debido proceso «ante un sistema judicial plegado al régimen sentimos completa indefensión», dijo la noche del miércoles en su cuenta en Twitter.

El operador político encargado de enjuiciar a las personas encarceladas es Félix Salmerón Moreno, juez Quinto de Distrito Penal de Juicio de Managua. 

Según información de familiares, la Fiscalía propuso la comparecencia de casi 30 testigos para demostrar los supuestos delitos por los que enjuician a los opositores. La mayoría de esos testigos son policías y empleados públicos que los presos políticos acusados no conocen.

Estas personas forman parte de una cuarentena de dirigentes opositores y críticos del régimen Ortega-Murillo que fueron encarcelados en medio de una ola de arrestos en el contexto de las votaciones generales de noviembre pasado, en las que Daniel Ortega fue reelegido para su quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión o en el exilio.

Los juicios políticos reactivados por órdenes de Ortega se han programado para todo el mes de febrero en contra de los reos políticos, en las mismas instalaciones de El Chipote, donde decenas permanecen encarcelados desde finales de mayo de 2021.

 

Son 253 días en los que Félix Maradiaga ha estado detenido ilegal y arbitrariamente. Después de un maratónico proceso de 10 horas ayer 15 de febrero, hoy la #FarsaJudicial continúa en su contra y también en contra de otras 6 personas más…
1/2 pic.twitter.com/JwC2VurWcR

— Berta Valle (@bertavalle) February 16, 2022